Derechos del Paciente

 

 

El paciente tiene derecho:

  • A seleccionar libremente a su farmacéutico como proveedor de servicios de salud, y, por tanto, a la farmacia de su preferencia.
  • A que su receta sea dispensada por un farmacéutico, o por otro personal autorizado bajo la directa e inmediata supervisión de un farmacéutico.
  • A que se mantenga en su farmacia un expediente con información sobre sus medicamentos que permita al farmacéutico prevenir, detectar y solucionar problemas relacionados con sus medicamentos recetados.
  • A que su farmacéutico le presente la opción de un medicamento bioequivalente al medicamento recetado, cumpliendo con los requisitos establecidos por ley.
  • A que su medicamento recetado sea envasado con tapa de seguridad (a menos que solicite lo contrario), y a que el rótulo del medicamento indique su nombre, concentración, instrucciones de uso, fecha de expiración, número de lote, nombre del médico.
  • A que su farmacéutico le oriente personalmente sobre cómo debe administrarse el medicamento recetado, precauciones, posibles reacciones, cómo conservar el medicamento, y otra información pertinente a su uso adecuado.
  • A que se proteja la confidencialidad de toda la información sobre su salud contenida en la receta y en el expediente del paciente.
  • A que se le brinde información sobre el precio de su medicamento recetado.
  • A que se le provea copia de su receta, cuando sea necesario.

A que su farmacéutico esté accesible para orientarlo sobre los medicamentos que puede adquirir sin receta médica, para que pueda tomar una decisión informada al seleccionarlos.